Compartir esta sección:

¿En qué consiste una alimentación saludable?

Una alimentación saludable aporta al organismo los nutrientes esenciales y la energía necesaria para mantenerse sano. ¿Qué debemos conocer a la hora de plantearnos nuestra dieta?

A lo largo de la historia los alimentos se han utilizado principalmente para sobrevivir porque las personas consumían lo que podían y tenían disponible. Los avances en la investigación, el fácil acceso y la gran disponibilidad de alimentos que tenemos hoy en día en los países desarrollados, es lo que ha permitido relacionar la alimentación y la salud y determinar que una dieta correcta fomenta la salud y previene las enfermedades. Del mismo modo, otros muchos estudios relacionan la alimentación con algunas enfermedades crónicas, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes mellitus y la obesidad.

¿Qué es una alimentación saludable?

La alimentación saludable es aquella que aporta al organismo los nutrientes esenciales y la energía necesaria para mantenerse sano en el presente e invertir en la salud del futuro, previniendo las enfermedades.

Para poder plantear una dieta correcta y saber qué comer y en qué cantidad, es necesario tener conocimientos sobre la alimentación y los alimentos: según la mayoría de los especialistas en nutrición, no es que existan alimentos buenos y malos, es que según cómo los combinamos conseguimos dietas saludables y dietas poco sanas.

los alimentos se clasifican en energéticos, plásticos y reguladores, atendiendo a estas propiedades, se pueden clasifican en siete grupos:

Lácteos (leche, queso, yogurt)

Carnes, pescados, huevos

Patatas, legumbres, frutos secos

Verduras y hortalizas

Frutas

Cereales y azúcares

Aceites y grasas

Una alimentación sana y saludable, en primer lugar, debe combinar varios alimentos de cada uno de los 7 grupos en una determinada secuencia y una organización sencilla que establece la clave “cualitativa” y saludable de la alimentación.

Y una vez establecida la organización de los alimentos, también debemos pensar en las cantidades apropiadas. En general, siempre debemos seguir la misma recomendación: la moderación. Lo ideal es que la cantidad de energía que obtenemos a través de la alimentación se corresponda a nuestro nivel de actividad.

Consejos para una dieta saludable

Lo primero que debemos tener en cuenta es que una dieta saludable puede variar durante las diferentes etapas de la vida: no tenemos las mismas necesidades nutricionales en la infancia, que cuando somos adultos o en la tercera edad. Y también puede variar según nuestras circunstancias personales y nuestro nivel de actividad: durante el embarazo, si realizamos deporte de alto nivel, etc. Si tenemos cualquier duda, lo mejor es consultar con nuestro médico o nutricionista para que nos dé las pautas adecuadas personalizadas a nuestra situación y estilo de vida.

 

Compartir:

Acceder o Registrarse