Compartir esta sección:

Te traemos 9 Condimentos Naturales y sus beneficios

En nuestra alimentación diaria siempre buscamos mejorar o realzar el sabor de los alimentos, sin embargo, muchas veces acudimos a sazonadores o aderezos para mejorar el sabor de nuestras comidas con salsas o condimentos poco naturales que podemos consumir, pero con moderación y que además contienen niveles elevados de sodio (más de 140 miligramos por porción).

Por ello les queremos mostrar las propiedades de los condimentos naturales como lo son las hierbas las cuáles aromatizan y mejoran no solo el sabor sino también el color de las preparaciones.

Contienen, además una alta proporción de sales minerales y de vitaminas cuando son frescas. Las hierbas aromáticas presentan una notable pérdida de propiedades al secarse ya que frescas aumenta exitosamente su aroma y por ello pueden ser mucho más eficaces en su función, algunos condimentos naturales son:

PIMIENTA:
Aumenta las secreciones ácidas del estómago y facilita el vaciado gástrico, por este motivo se recomienda en personas con digestiones lentas. Se debe consumir de manera controlada en personas con gastritis, esofagitis o que padezcan de acidez de estomacal pues causa irritación de las mucosas. Además la pimienta negra contiene piperina compuesto al que se atribuye propiedades antioxidantes y posee efectos antidepresivos, debido al aumento de la neurotransmisión de la serotonina y la dopamina.

ORÉGANO:
Por cada 100 gramos de orégano seco contiene 9.93 g de agua, 9 g de proteína, 4.28 g de lípidos, 68.92 g de carbohidratos y minerales como: calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, zinc, cobre, manganeso y selenio, y fitoquímicos, por lo cual se atribuyen tiene propiedades antioxidantes, actividad antiséptica-antiviral y actividad anti-inflamatoria.

AJO:
Gracias a la presencia de componentes antioxidantes ricos en azufre, como la alicina los siguientes son los principales efectos benéficos han sido validados con estudios científicos: antiséptico, antibiótico y antimicótico natural, por ello es un excelente aliado contra las infecciones; ayuda a combatir un buen número de hongos, bacterias y virus; la presencia de alicina ha demostrado que es efectivo sobre todo contra hongos; reduce la presión arterial y el colesterol; ayuda a prevenir y aliviar el dolor en las piernas causado por arteriosclerosis por sus propiedades diuréticas; ayuda a incrementar el nivel de insulina en el cuerpo, y reduce así los niveles de azúcar en la sangre.

TOMILLO:
Se considera un antibiótico natural, estimulante digestivo, antipútridas (evita retenciones pútridas en intestinos), tranquilizante, antiséptico y analgésico. Se utiliza mucho para dolores de cabeza. Es un relajante y somnífero muy suave.

ALBAHACA:
Su principal componente es el estragol el cual es utilizado como saborizantes y aromatizantes en las industrias de alimentos, y presenta varias actividades biológicas como insecticida, bactericida, antiinflamatoria y anestésica.

LAUREL:
Es un tónico estomacal (estimulante del apetito, digestivo, y disminuye la producción de gases). Se debe consumir con moderación pues la ingesta de hojas de laurel en grandes cantidades llega a ser tóxica.

PEREJIL:
No solo mejora el sabor o presentación de las comidas, una infusión de perejil se puede usar como diurético y regula la hipertensión.

CILANTRO:
Combina muy bien con salsas, verduras, legumbres y panes. Tiene propiedades estimulantes, antiespasmódicas y estomacales. Debido a sus propiedades bactericidas se utiliza para combatir el mal aliento, masticando las hojas.

COMINO:
Tiene propiedades diuréticas y ayuda en la disminución de producción de gases, es ligeramente hipoglucemiante, indicado para inapetencia, espasmos gastrointestinales y diarreas.

Por las propiedades anteriormente mencionadas para cada uno de los condimentos naturales podemos identificar todas las bondades que aportan para nuestra salud y de esta manera los empecemos a involucrar más en nuestra alimentación diaria.

Compartir:

Acceder o Registrarse